Amamos la buena arquitectura, sí. Pero, aún más, amamos las iniciativas que promueven la protección de nuestro medio ambiente. En esta edición, queremos trasladarte a Beverly Hills, California, para mostrarte un proyecto que no solo es fascinante por su estética, sino también por su aspecto ecológico. El Summit House es una residencia de alrededor de 948 metros cuadrados que fue completada en septiembre de 2011 por la reconocida firma de arquitectura Whipple Russell, ocho años antes de la revolución ecoambiental que vivimos actualmente.


¡Vaya, pioneros! Impulsados por la frase “Las vidas que ocupan el proyecto inspiran el cuerpo del proyecto”, trabajan y dialogan con sus clientes antes de considerar el diseño y la estética para entender cómo quieren que se desempeñe y entonces poder organizar los planos con la meta de alcanzar aquella sensación y función que buscan experimentar los clientes una vez terminada su residencia o edificación.


Con esta filosofía en mente, la residencia Summit fue contemplada para una familia resuelta a mantenerse conectada, incluso bajo la circunstancia de mudarse a un hogar considerablemente más grande. El deseo fue concedido arquitectónicamente mediante el uso de paredes de vidrio de eficiencia energética, un plan de piso abierto, líneas con vista entre los niveles flotantes, y habitaciones que permitiesen mantener conectados visualmente a los miembros de la familia a través del espacio.

Con esta filosofía en mente, la residencia Summit fue contemplada para una familia resuelta a mantenerse conectada, incluso bajo la circunstancia de mudarse a un hogar considerablemente más grande. El deseo fue concedido arquitectónicamente mediante el uso de paredes de vidrio de eficiencia energética, un plan de piso abierto, líneas con vista entre los niveles flotantes, y habitaciones que permitiesen mantener conectados visualmente a los miembros de la familia a través del espacio.


La pasión por el modernismo y la colección de piezas de arte de los futuros dueños fueron incluidas en los modelos 3D para asegurar que la escala y su colocación fuesen impecables y capturaran el espacio. Por otro lado, uno de los dueños es un reconocido agente deportivo, por lo cual crear un espacio atractivo de entretenimiento para adultos, así como también para adolescentes y sus amigos, fue un objetivo primordial en la ejecución del diseño.


Además de lucir prístina, moderna y ambiciosa, la vivienda Summit refleja y representa el interés -de suma importancia en la época de crisis ambiental que se vive hoy- por mantener una funcionalidad moderna, pero también innovadora y amigable con el medio ambiente. Dicho esto, la antigua casa que yacía en el sitio antes de su construcción fue intrincada y conscientemente desmantelada con el fin de que los materiales de construcción, los electrodomésticos y otros enseres pudieran ser reutilizados o donados a organizaciones sin fines de lucro. ¡Una práctica digna de replicar!


El resultado fue una casa ecológica y renovada, hecha a partir de un diseño contemporáneo de planos flotantes verticales y horizontales. Y la modernidad no se encuentra únicamente en el plano estético, sino también en su forma de desempeñarse, ya que emplea energía solar, un sistema de tratamiento de aguas grises y elementos de diseño con sistemas pasivos de sonido, convirtiéndola en la primera casa permitida bajo la ordenanza de edificios verdes en la ciudad de Beverly Hills, California.


Además de ganarse nuestra simpatía por la iniciativa de emprender prácticas más ecológicas, nos enamoró con sus otros aspectos más tecnológicos: la residencia Summit también es considerada “inteligente”, pues utiliza un computador para controlar las persianas y el sistema de aguas grises, además de los centros de entretenimiento.


Entre algunas de las amenidades destacadas, llamaron nuestra atención el pasillo de boliche en el nivel inferior, que revela una inesperada vista “bajo el agua” hacia la piscina a través de ventanas personalizadas para brindar una experiencia sensorial única. Entre los pisos de madera y cemento pulido, los muebles color verde neón para aportar ese destello de color, una cava y habitaciones con grandes ventanales para iluminación natural, la vivienda es fascinante, por decir poco.


En el exterior, las puertas sobredimensionadas y una pared de vidrio flotante de 10’x10’ separa la galería central, el área familiar y la cocina de las terrazas exteriores y la piscina. Y al abrirla, se fusiona el adentro con el afuera, ¡revelando esa espectacular integración de exterior e interior que tanto necesitamos como humanos!

Amamos la buena arquitectura, sí. Pero, aún más, amamos las iniciativas que promueven la protección de nuestro medio ambiente. En esta edición, queremos trasladarte a Beverly Hills, California, para mostrarte un proyecto que no solo es fascinante por su estética, sino también por su aspecto ecológico. El Summit House es una residencia de alrededor de 948 metros cuadrados que fue completada en septiembre de 2011 por la reconocida firma de arquitectura Whipple Russell, ocho años antes de la revolución ecoambiental que vivimos actualmente.