Carolina Tarté es una de las stylist de moda más buscadas de Panamá. Por su buen gusto, revistas y publicitarias quieren que Caro trabaje con ellos. Recién ha lanzado su servicio She is My Stylist, un newsletter que manda a su base de datos con valiosos consejos de estilo e imagen.
Conversamos con ella y nos dio justo la clave para salir de casa luciendo siempre impecables.

¿Cómo nace tu interés por la moda y la imagen?
Desde niña supe que mi pasión iba por ahí y en mi adolescencia empecé a darle forma a mi participación en moda trabajando es estilismo de moda y decidir vivir de él, monetizándolo, vendiendo propuestas de moda, trabajando Styling editorial y comerciales y este camino me llevó a conocer personas que querían el servicio personalizado.
Me tocó aprender mucho más y educarme para mover mi fórmula de moda al día a día. En el camino me encontré con personas que me ayudaron a llevarlo a un sistema de negocio con paquetes y, con la organización y apoyo de personas cercanas que me ayudaron a que este bebé sea una nueva faceta en mi profesión y un servicio genial.

¿Cómo es tu manera de trabajar el estilismo? ¿Entrevistas a la persona? ¿La investigas?
Totalmente. Las personas llenan un formulario y en base a esas respuestas armo el perfil, investigo sus gustos y sé por dónde trabajar. Siempre doy sugerencias de cambios y respeto el estilo de cada quien y ellos se conocen mucho más, el resultado en ellos es fabuloso.

 

¿De qué manera te ayudas con la tecnología para hacer tu trabajo?
Es una gran herramienta. Me ayuda a conectar con personas, y por ese medio recibo clientes también, por recomendaciones y por redes sociales. La plataforma de blog (en su momento) y las redes han sido excelentes herramientas de trabajo.
Estoy en contacto con muchas mujeres que preguntan ¡de todo! También con nuevas clientas y hasta amistades.

¿Cómo haces para pensar fuera de la caja cuando haces estilismo?
Tengo que estar totalmente con la mente fresca, clara y teniendo posibles respuestas a cualquier pregunta de un cliente (en She is My Stylist o en publicidad) y siempre escuchar la opinión y respetando mi conocimiento para llegar a un punto medio. Mi momento de trabajo es exclusivamente con mi cliente, es un contacto directo con la persona.

 

¿Cómo te inspiras para crear looks diferentes?
En todos lados, revistas, redes sociales, Pinterest y sobre todo en la calle, en una mujer con estilo, una chica con un labial interesante y, aunque no me creas, hasta lo más callejero y chocante muchas veces es una referencia para darle la vuelta. Buscar tendencias y ver qué viene es otro de mis hobbies, puedo pasar horas viendo tendencias de color, decoración, noticias y lugares. Todo está conectado.

¿Cuál es el tipo de trabajo que más disfrutas?
Todos tienen su encanto.
El editorial tiene el lado artístico, en el que trabajas en base a un concepto, pero puedes proponer y hay libertad.
El comercial es un reto siempre, trabajar con tendencias que vienen o cuando es lifestyle, es darle vida a un personaje ficticio y me gusta que todo sea impecable, a la vez, educas al
cliente y a quienes ven el trabajo, e inspiras.
En She is My Stylist es la vida de una persona, la asesoría de imagen es muy intimo, y en mi caso, manejo la psicología a través de la imagen de las personas, su armario me dice mucho de ellas, sus etiquetas y hasta cómo ven muchas cosas. Que confíen en mí y en el resultado es un agradecimiento enorme. Para mí cada persona es única y todos tienen algo que los hace distintos y en ocasiones ¡hasta aprendo cosas nuevas!

¿Te gustan las revistas impresas?
Me encantan, it’s back to basics.
Para mí papel es papel, tiene valor, sentarte a leer, a ver una imagen, un trabajo que hay detrás, y es un momento en el que estás disfrutando de algo que no es la pantalla. Amo lo digital porque es instantáneo como la pólvora, pero para mí papel es papel. Una revista tiene mucho más valor.

Tu trabajo está relacionado con la imagen y ese es un tema muy sensible para las personas, ¿cómo haces para asesorar y no herir susceptibilidades?
Siendo honesta, en ese momento soy una amiga, alguien que no te conoce y alguien a quien le has pagado para que te diga qué mejorar y que es conocedora del tema.
Actualmente he adquirido herramientas adicionales que no tienen que ver con imagen y que tocan más en lo psicológico para abordarlo mucho mejor. Siempre que digo algo es para mejorar y sacar total provecho de mis clientes. Es mi trabajo y aunque estoy en modo amiga y stylist, el mensaje lo doy con las palabras correctas y abriendo un panorama distinto con opciones nuevas (tratándose de ropa) y se los sustento.

 

Processed with VSCO with c7 preset

¿Nos puedes compartir algunos consejos básicos para TODA mujer?
1. Cree en ti, ese es el mejor vestido de todos.
2. El mejor color es el que te da vida y te queda bien y con el que te sientes cómoda.
3. Cada dólar de tu compra cuenta cada vez que lo uses.
4. Las mejores compras son los básicos.

¿Y para los hombres?
Invierte en buenas piezas.
No te pongas lo primero que ves.
La imagen de un hombre va más allá de lo que tiene puesto.

¿Qué tendencias podrías mencionar ahora mismo?
Ese gap entre los 80 y los 90 está muy de moda. Prints, mezclar basics, toques neones, brillos y una mezcla entre minimalismo y nostalgia noventera. ¡Si viste la película Basic Instic sería un buen inspo de Styling!

¿En qué piezas crees que vale la pena invertir y por qué?
Zapatos y bolsos. Una pieza con buena tela y líneas que te queden bien lo puedes conseguir en cualquier lugar.
Un buen bolso o zapatos es una inversión que le sacas mayor provecho y es el toque final de cualquier estilo que vistas.

Un secreto de estilismo sería…
Dale tu estilo personal a todo. Ten siempre básicos (buenos básicos y de buenas telas) son las mejores inversiones.