Los avances tecnológicos han abierto un nuevo mundo de posibilidades para mantenernos conectados en todo momento. 

Sin embargo, como sugieren algunos estudios, esto afecta el bienestar de millones de personas en todo el mundo. Por lo tanto, tomar un descanso de la rutina y enfocarse en pasar tiempo de calidad con amigos y familiares debe ser una de nuestras prioridades. Y, ¿qué mejor manera de hacerlo que con un viaje por carretera a uno de estos parques nacionales en Estados Unidos? ¡Son hermosos!

A continuación, encontrarás cinco destinos para explorar cuando necesites una pequeña desintoxicación de los miles de correos que llegan a diario y del hábito de pasar horas en las redes sociales. ¡Y te puedas reconectar con la naturaleza!

Great Smoky Mountains. Nada supera la belleza y el magnetismo del Parque Nacional Great Smoky Mountains. ¡No vas a querer voltear la vista para revisar el celular! Ubicado en el sureste de Estados Unidos y mejor conocido por sus bosques que se elevan majestuosamente a lo largo de la frontera de Carolina del Norte y Tennessee, su diversa flora y fauna atrajo a más de 11 millones de visitantes en 2018, una cifra que casi dobla el número de visitantes del segundo parque más popular del país. 

Una de las características de este parque es que se puede explorar en auto recorriendo la carretera escénica que lo atraviesa, ¡lo que lo convierte en un destino ideal para familias que buscan una aventura inolvidable sobre ruedas! 

Tanto niños como adultos quedarán impresionados por el hecho de que el nombre “Smoky” proviene de la niebla natural que a menudo se suspende sobre el rango y que es causada por la vegetación que desprende químicos y dan al área una sensación mágica.

En los meses de otoño la vegetación es fabulosa.

Grand Canyon. ¡Qué mejor excusa para visitar el segundo parque nacional más popular de Estados Unidos que durante su centenario! Ubicado en el noroeste de Arizona y considerado una de las maravillas del mundo, en este parque se llevarán a cabo eventos de celebración que se extenderán a lo largo del 2019, una razón más para celebrar con familia y amigos la belleza abrumadora y el tamaño gigantesco de su icónico cañón que mide 446 km de río, hasta 29 km de ancho y 1.6 km de profundidad.

Con un South Rim que permanece abierto durante todo el año y un North Rim abierto en ciertas temporadas, el parque recibió más de seis millones de visitantes en 2017, lo que representa el segundo recuento más alto de todos los parques nacionales estadounidenses. 

Los automovilistas tienen que detenerse a admirar el paisaje en lugares como Point Imperial, Roosevelt Point y Cape Royal en el North Rim y realizar el recorrido único de 56 km por el South Rim. 

Rocky Mountain. ¿A quién no le gustaría sentirse en la cima del mundo? Ubicado en el centro-norte de Colorado y con un recorrido de 1,074 km cuadrados de vistas impresionantes y entornos de montañas, el tercer parque nacional más popular de Estados Unidos es realmente un espectáculo digno de ser visto. A solo 122 km del aeropuerto internacional de Denver, los rasgos principales del parque incluyen lagos alpinos y una fauna diversa que forman el hábitat de bosques selváticos y una tundra de montañas. 

En 2018, más de 4.5 millones de visitantes recreativos ingresaron al parque, lo cual se distingue del resto por ser uno de los parques nacionales más altos de la nación con elevaciones de 2,396 a 4,346 metros, y cuyo punto más alto es Longs Peak. 

Con sus cinco regiones dentro del parque, Rocky Mountain tiene algo para todos y no dejará a ningún visitante decepcionado. 

Los conductores no deben olvidar explorar Trail Ridge Road, la carretera continuamente pavimentada más alta de Estados Unidos con su punto más alto ubicado a 3.713 m, con 77 km de largo, con muchas curvas y puntos clave para tomar un respiro y disfrutar del paisaje.

Zion. El primer parque nacional de Utah tiene 590 km cuadrados de belleza montañosa con su atracción principal: el Cañón Zion, una maravilla natural de 24 km de largo y hasta 800 m de profundidad con paredes ardientes y piedras arenisca Navajo de color canela marcadas por la erosión del Río Virgen.

Ubicado en la unión de las regiones de la meseta de Colorado, la Gran Cuenca y el desierto de Mojave, el parque atrae a millones de visitantes cada año con su geografía única y su gran variedad de vida silvestre, con numerosas especies de plantas, así como 289 especies de aves, 75 mamíferos y 32 reptiles que sin duda te distraerán de las notificaciones de tu teléfono.

Los conductores disfrutarán del largo camino de 9.7 km hacia el cañón Zion, que termina en el Templo de Sinawava, el cual fue nombrado en honor al dios coyote de los indios Paiute.

Yellowstone. Ubicado en Wyoming, Montana e Idaho y establecido en 1872, Yellowstone fue el primer parque nacional del mundo. Sigue siendo extremadamente popular debido a su vida silvestre, pero especialmente por sus atracciones geotérmicas famosas en todo el mundo, como el géiser Old Faithful. Cada año, los visitantes se asombran por los organismos amantes del calor conocidos como termófilos que habitan en uno de los ambientes más cálidos de la tierra.