El segundo capítulo de la colección Fall 2018 de la diseñadora española Purificación García está inspirado en la vitalidad y en el punto artístico de Milán, cuna de la moda italiana.

Centrado en las prendas más formales, materiales tales como encaje, tafetán o duchesse de seda se complementan de forma puntual con detalles de plumas de marabú. En algunos conjuntos se destaca el uso de técnicas como el plisado.

Las prendas fluidas sorprenden y ofrecen distintos estilos que se adaptan a diferentes ocasiones. La silueta es denotada por el volumen y el largo medio, que contrasta con la idea de marcar la cintura con lazos a manera de cinturones. Se destacan también los bloques de color y los adornos artísticos en las prendas más llamativas. En la paleta de color invaden el mostaza, rojo, negro, lavanda y esmeralda.