Texto y fotos por Carl-Fredrik Nordström

El X4 es un “coupe” de cuatro puertas, con un techo bajo y una cabina más compacta, especialmente en el área de carga.  Es rápido en cualquier motorización turboalimentada de cuatro o seis cilindros – y un bastidor bien rígido – proveen una sensación de mucha agilidad sobre la carretera.  El BMW X4 se siente mucho más atlético que el X3 (Agenda Vol.211 Año 2017), particularmente el M40 i (360hp) que viene con control de despegue, rines de 19 pulgadas y suspensión ajustable, así como aviso de colisión frontal y frenada de emergencia de serie. El diseño es más atractivo y hay más espacio en la cabina que en el X4 previo, también una prestación más afinada y más placer de conducir que el X3.  Se distingue por su perfil de fastback, es decir, un auto dedicado al altar del diseño. De hecho, BMW ha diseñado este nuevo X4 mucho más atractivo que parece ser la consigna hoy en día con todos los productos de Bayerische Motoren Werke. La traslación en este bastidor agrandado por 53 milímetros y además también más ancho que su predecesor, y alguito más bajo.  Este logró que las dimensiones pudieran enfocarse en un crossover mucho mejor proporcionado y la arquitectura posterior es mucho más cohesiva y mejor resuelta.

El interior es prácticamente idéntico al del X3, que es una buena cosa. Los conductores del X4 encontrarán asientos de buen soporte y confortables todo el día, con los excelentes materiales en la cabina, precisión de montaje y un bináculo de información digital de buena respuesta, intuitivo y gratificantemente moderno. En el caso de BMW, el estilo significa una marcha más deportiva y un centro de gravedad más bajo que hace mejor la experiencia de conducción, una traslación mejorada y control  deportivo de esta masa.  El eje trasero más ancho ayuda.  La transmisión automática de ocho velocidades y la tracción total (4×4), pues solo mejoran la experiencia y el agarre.

Todos los modelos BMW X son fabricados en Spartanburg, en Carolina del Sur, para consumo allá y exportación. También se producen X4s con motores de cuatro cilindros de gasolina y diésel. El X4 se comenzó a producir en junio y pesa al menos 110 libras menos que su predecesor. No hay que olvidarse que el motor de cuatro cilindros turbo (gasolina) de 252 hp combinado con la transmisión de ocho marchas y el excelente chasis, se siente casi igual de veloz y dedicado que el motor de seis cilindros.

Cuando el camino incluye curvas, el auto no tiene nada que pedir, ya sea con cuatro o seis cilindros de propulsión.  La marcha nunca es abrupta o pesada, a pesar del estado de la calzada. Las distancias de frenado se han mejorado dramáticamente versus su antecesor. Activar el modo Sport, en vez de Confort, produjo una marcha más deportiva en estas curvas y la preferimos en esta autoprueba. El X4 llega con la línea Xline de carácter óptico y la opcional M Sport.  Ahora BMW hace posible infinitas configuraciones personalizadas ya que la fábrica está en Estados Unidos, incluyendo las opciones de BMW Individual. Más espacioso y rediseñado con nuevas motorizaciones. El X4  se vendió bien ya que 200,000 unidades encontraron nuevo hogar desde 2014.  BMW alega que la distribucion de peso es 50:50, entre ejes.

La versión base (según mercados, es el xDrive 20d con 190 hp diésel. El xDrive 25d con 231hp diésel. El xDrive 20i, 184 hp (sujeto de esta autoprueba con el M Sport Package) y el xDrive 30i con 252 hp (gasolina).Las versiones M del X4 vienen con propulsores diésel o gasolina (según mercados). El M40d produce 326hp con un seis en línea y el M40i usa un motor de tres litros, seis en línea de gasolina, con 360hp. Su concesionario ya tiene el auto en el showroom.