Con su velocidad máxima de 187 mph (300.94 km/h),Bentley alardea de que este es el SUV más rápido del planeta en este momento. Esto es comprobable y posible por la motorización del biturbo de seis litros W 12 que produce 608 hp; una caja de cambios automática de ocho marchas motiva todas las ruedas.

El Bentayga es un auto que Bentley ha pensado años en hacer, pero a pesar de que sabe mucho sobre autos de lujo y su clientela, más que ninguna otra compañía (exceptuando Rolls Royce), pues tenían un par de dudas. Una, si un todoterreno podía circular con un precio tan alto. Segundo, si podían diseñar este auto para hacerle justicia, ya que un vehículo cuya velocidad máxima es de más de 180 mph (289.68 kms/h), es ya harto difícil.Agrégale que además debe salirse fuera de la calzada. Podemos imaginar lo difícil y complejo de la tarea que enfrentaban diseñando este todoterreno.

Al final, el CEO Wolfgang Dürheimer tomó la decisión.Como Bentley, Porsche es parte del Grupo Volkswagen, y durante su estancia allí, Dürheimer notó lo que hizo el Cayenne para la compañía de Zuffenhausen, que se supone solo producía autos deportivos… Se puede afirmar que si Bentley no fuera parte del Grupo Volkswagen, esto no se pudiera haber hecho. Entre otras cosas, Bentley no tenía los recursos para hacer un buen trabajo y también porque sin VW no hubieran tenido acceso al hardware.

Bentley comparte arquitectura con el Audi Q7. Ambos usan la plataforma MLB, como lo hace el nuevo Cayenne. De esta, Bentley ha logrado un diseño muy a lo Bentley.  A nuestros ojos quizás no es la interpretación más graciosa del planeta, pero antes eso no impidió que la primera generacion del Cayenne de convertirse en un súper éxito para Porsche.

El Bentley es, por supuesto, más grande que el Q7 en todas sus dimensiones, y además un auto de lujo 4×4,complementando lo que sus dueños quieran en mercados tan diversos donde uno encuentra paisajes como dunas en un desierto, caminos pedregosos o pendientes rebaladizas y grama mojada o lodo y montañas y carreteras a gran altura sobre el nivel del mar o bajo el mismo, en lagos secos.El motor de 12 cilindros (hay también un V8 y un V8 diésel) que es nuevo, puede desacoplar seis de esos doce cilindros para economía de combustible,fijado a la transmisión 4×4 que típicamente entrega 40/60 % frente-a-posterior, de potencia.

También hay suspensión de aire con las barras antiladeo opcionales que prometen ofrecer el potencial más poderoso.Estas unidades de accionamiento eléctrico de 48 V son las que aflojan o se resisten para incrementar el dinamismo.

El interior, mire por donde lo mire, y prácticamente todo lo que veo o toco o interactúo, demuestran sustancia superlativa, sofisticación técnica, refinamiento táctil y fabricación artesanal de primera. El efecto combinado es supremamente tranquilo y completamente convincente, ya que se siente como el auto más lujoso de la compañía.

Así como la compañía de Crewe (Gran Bretaña) fabrica sus propios revestimientos de veneer  de madera noble, también construye sus propios asientos en su misión de ofrecer lujo sin paralelo en sus vehículos – y el Bentayga es sumamente confortable-. La especificación de serie (standard) ofrece una pantalla a colores de 8 pulgadas de tipo táctil de infoentretenimiento con un disco duro de 60 GB y navegación integrada,control de voz con texto y discurso,wifi y muchas opciones de conectividad.

Cuando accedo al vehículo y tomo el mando, Bentley tiene cubierta la enorme prestación en proporciones y sin esfuerzo, ofreciéndome una manta de seda gruesa de refinamiento que me enfrenta a un vehículo único. Si bien el Porsche Cayenne Turbo S y el Range Rover Sport SVR le ganan en la partida,  pues son rivales de acceleración muy agresiva y sin compromisos.

El Bentayga es suave, sedoso,discreto en su prestación. Aun a toda máquina, la marcha es aristocrática con la caja automática de 8 velocidades, cuya sabrosa suavidad cortesía de la potencia a bajas y mitad de revoluciones por minuto del propulsor, me asombran. La insonorización en la cabina no es nada menos que increíble, y cuando me siento busco arrancar el auto… y me doy cuenta de que ya está andando el motor, ¡pero ni oigo, ni siento nada adentro! La suspensión de aire adaptativa de Bentley y barras antiladeo variables combinan para ofrecerme una traslación sin complicaciones, sin movimientos exagerados del bastidor que esperaría de un SUV tan alto y pesado, pero está tan orientado al confort.

El relajante refinamiento  y reservas del auto -su actitud imperturbable de lo que ocurre bajo sus ejes y la  consistencia del volante de resistencia mediana – me golpean como algo muy especial.  Puedo seleccionar con el control rotativo en el tunel de la transmisión que configura el Bentayga, para nieve, lodo, arena, grama mojada y otras condiciones del  uso diario. También incluye modos de traslación como confort, sport,custom y modo Bentley, que es como los ingenieros de Bentley recomiendan.

La máquina del Bentayga con su torque fabuloso (900 Nm @ 1250 rpm) siempre responde con potencia en esta autoprueba en cualquier situación cuando yo lo demando, aun subiendo una fuerte pendiente. La suspensión del auto está siempre lista para contener esta enorme masa a través de cualquier curva más rápido de lo que pienso posible.

Bentley solo produce autos bajo pedido, y puede escoger sus especificaciones en la fábrica en Crewe, donde le mostrarán los acabados en madera y las pieles y las  personas, artesanos, que harán el trabajo. Eso, y la ausencia masiva del modelo circulando en el planeta versus la gente que quisiera uno, significa que la depreciación a corto plazo favorece al propietario. Si hay algo que añadir es que el Bentayga puede haber hecho su aparición muy temprano para ser juzgado a perpetuidad, ya que no existen rivales -todavía- contra con lo que hay que compararlo.

 


Photo: James Lipman

Photo: James Lipman


Photo: James Lipman