JAGUAR E-PACE

Por Carl – Fredrick Nordström

El compacto crossover de Jaguar se consolida para arrasar a la competencia con diseño inspirado en el F – Pace adentro y afuera, y una prestación de marcha muy entretenida con tracción total y la agilidad característica de Jaguar y su dirección, convirtiéndolo en el primer hot hatch del diseñador Ian Callum (o lo más cercano) de la marca británica.

El E-Pace está basado en la plataforma del Land Rover Evoque, la D8, pero sustacialmente modernizada. Modernidad que también beneficiará al Evoque número 2 pronto a presentarse -como explica el jefe de ingenieros de Jaguar, Graham Wilkins-. Siendo obra de Callum, no es de extrañar las muy buenas proporciones del E – Pace, y el diseñador alega que el auto es el resultado de grupos de enfoque de clientes. Esto llevó al automóvil a proyectar una identidad propia. Desde elementos inspirados en el F – Pace, como los faros principales y la arquitectura posterior, la palanca de cambios como cacha de pistola y la posición de manejo exclusiva para el conductor. Todos elementos que refuerzan agilidad y dinámica de marcha como a dos puntos por encima de la competencia.

La primera impresión al acceder al habitáculo y acomodarme en el asiento,confirmo que hay buena sujección lateral y mucha adaptabilidad en cuanto a altura y abarque, de tal forma que puedo acomodarme bastante alto con harta solvencia en altura (a pesar de mis 1.88 de estatura) y por ende suprema visibilidad si quiero). Además, las puertas de adelante y sus dimensiones hacen de mi ingreso una perfecta introducción, sin contorsionismo. Supuestamente fue construido para competir con el Audi Q3, BMW X1 y Mercedes GLA.

Las motorizaciones del fabricante, la línea Ingenium, son todas turboalimentadas y de cuatro cilindros. En cuanto al base, el diésel (dependiendo del mercado) parten de uno de 148 bhp, luego 178 bhp y 236 bhp. Los de gasolina, al momento de su lanzamiento ahora, el P250 (248 hp) y el P300 (298 hp) todos con tracción en las cuatro ruedas y caja automática de 9 marchas. En cuanto a acabados interiores y exteriores se comienza por el S y el SE, HSE y R-Dynamic… y se pueden instalar rines hasta de 21 pulgadas.

El auto es preciso y de rápida respuesta, como comprobamos en esta autoprueba exclusiva. Es precisamente sensible y el bastidor es, sin duda, una creación Jaguar, siendo el control excelente para un crossover, así como la dirección es capaz de tomar una curva sin distracciones, de forma maravillosa a partir de la altura y peso del auto, y recibo quizás la mejor prestación de un crossover compacto en el planeta. Veo grandes posibilidades de que el E-Pace te seduzca y el interior provocaría boda. Las puertas permiten muy buen acceso a la cabina y adentro hay una arquitectura inspirada en el F-Pace, solo que es mucho mejor…

Los materiales son consistentemente mejores y hay verdadero metal sobre las toberas del acondicionador de aire, inserciones en las puertas, una palanca de cambios en vez del odiado selector de cambio rotativo (no lo soporto) que hace todo difícil y la impresión del espacio disponible adentro prevalece más que el F-Pace o XE. Bueno, me siento confortable y esto se debe a las variaciones en ajustes infinitos del asiento y la columna direccional, si quiero command position o sentarme en el suelo.

Todos los E-Pace contienen la pantalla de 12.3 pulgadas InControl Touch Pro, ya que es rápida y atractiva para navegación y medios (aunque los mapas no me impresionan). Este Jaguar cultiva una actitud al girar, y respuesta y sonido aumentado digitalmente, bastante agresivo, y también del acelerador y dispuesto siempre a frenar con contagioso entusiasmo que levanta emociones, especialmente en el modo de conducción Dynamic que se activa con el selector al lado de la palanca de cambios (también hay Eco y Confort).

Ian Callum explica que no es posible descartar al E-Pace basado en un interior mediocre. ”El interior tenía que estar bien.Yo no quería excusas, a gente alegando ”me gusta el auto pero no me gusta el interior” (mis palabras sobre el F-Pace), así que nos concentramos en él como nunca antes”, dice Callum. ” Es un auto accesible, pero hay calidad y tecnología. El diseño es simple, lo cual nos deja enfocarnos en los materiales”.

Este crossover no es liviano, pero se siente poderoso aquí donde estoy sentado, y gruñe muy bien a pesar de que estoy conduciendo el P 250… el P300 está fuera de este mundo con su caballaje y motor especializado en su diseño. He aquí pues la fórmula para entrar en este segmento compacto, con fuerza, dirección, suspensión y diseño Jaguar. Ud. decide, por ende, le sugiero visite a su concesionario Jaguar Land Rover y pruébelo, el auto compacto adentro es grande, aunque no lo parezca.